EL RINCÓN DEL PENSAMIENTO

Bienvenidos a mi rincón del pensamiento. Un blog que busca atraparte con sus palabras. Cada pensamiento le ha dado sentido a mi vida. Me encanta tener la oportunidad de compartir mis pasiones y sentimientos con cada uno de ustedes. Sigue leyendo, ¡y disfruta!

Laptop On Tray

Empatía, Empathy, Empathie...

Actualizado: 13 feb 2021

Qué triste es leer a personas preparadas diciendo que lo que escribes es de parroquia, … ósea que no les interesa… es como si intentaran ofender o hacer ver a otros lo gracioso que para ellos resulta menospreciar a la religión… y pienso en qué mundo estamos cayendo, ¡donde ya no existe ni la mínima tolerancia al respeto por la creencia y pensamiento ajeno! ¿a dónde vamos a llegar?, el mundo está dando vueltas drásticamente, donde conocías a personas valiosas que en un inicio no solo creían en Dios sino que además crecieron con él y de pronto ves el pasar de los años y nos reencontramos con desconocidos, ofendidos, agresivos y que sólo toleran memes sarcásticos y en burla de otros, sin llegar a empatizar si quiera con su propio pasado, pero eso sí, profesionales y exitosos a su modo, sin descalificar a nadie con estas palabras, simplemente causando en mi, terror al pensar en que hoy en día es tan fácil señalar y juzgar a quienes intentan hacer de este espacio llamado vida un lugar mejor, compartiendo a cada persona el poder darse

cuenta de que cada uno somos magníficos seres en libertad creados por Dios, aunque sea un hermoso recuerdo para algunos, al parecer a muchos otros no sólo les es insignificante sino ofensivo, ...

no imagino las experiencias que cada individuo ha vivido, donde algunos han llegado a tomar la decisión tan drástica de elegir vivir en la soledad del corazón, sin embargo a pesar de sus actitudes los entiendo, pues sé que todo lo que se refleja es lo que por dentro se está carcomiendo y no se sabe cómo expresar, a pesar de ello no es justificable querer evidenciar en público al de al lado desfavoreciéndolo por el propio pensar creyendo tener la razón, incurriendo hamartia(1), si lográramos poner las cartas en la mesa de cada pensamiento que tenemos entonces podríamos percatarnos del porqué de cada uno de ellos y del pasado oculto que viene tatuado en cada acción realizada, de esta manera darnos cuenta de qué tan soberbios, egoístas, avaros o envidiosos podemos ser entre muchos otros adjetivos descalificativos o por qué no llamarlos nuevamente por su propio nombre “pecados” al final cada una de esas acciones son todo lo que se aparta de lo correcto y lo justo creyendo que está bien hecho y entonces pregunto ¿Quién está libre de pecado como para juzgar los errores o creencias de otros?, la idea es no ser pecadores, pero ¿Cómo podemos lograrlo si sólo se actúa por reflejo?, más si lográramos conectar haciendo consciencia de cada inclinación que tenemos ante y hacia las diversas situaciones de la vida y conocer el porqué de cada una de ellas, podríamos darnos cuenta de lo mucho que nos falta por trabajar en amor hacia nosotros mismos y dejar de realizar desmesura y orgullo, talvez se lea muy egoísta pero nadie puede dar lo que no conoce por lo tanto, lo que no es, así que, si primero nos amamos y reconocemos aceptándonos como los seres maravillosos que somos, entonces desde nuestro crecimiento interno podremos dar a los demás sin necesidad de reflejar todo aquello que nos aparta del amor que Dios nos enseñó y entonces con su ejemplo poner en práctica esa empatía por los demás que viene del corazón, está claro que por más que queramos que los demás actúen, piensen y vayan por el mismo camino que uno, es imposible, simplemente por las ataduras psicológicas que se tienen llamadas costumbres sin llegar a ser de convicción propia entre muchos otros temas que amarran o impulsan el actuar de cada quien y por ende es de cada quien la elección de trabajar en ellas o no, por ello si se encuentran en el camino a personas que han elegido seguir a su corazón y trabajar en él, aunque no se quiera aceptar el lugar que han optado elegir buscando un mundo mejor, entonces no harán daño y desde el lugar que se ha elegido para juzgarlas, hay que observarlas, aprender y por lo menos respetarlas e intentar desde el amor ser empático con ellas, porque estoy segura de que ellas ya lo son, incluso contigo.




(1) Término usado en la Poética de Aristóteles,​ que se traduce usualmente como "error trágico", "error fatal", defecto, fallo o pecado. Es el error fatal en que incurre el "héroe trágico" que intenta "hacer lo correcto" en una situación en la que lo correcto, simplemente, no puede hacerse. https://es.wikipedia.org/wiki/Pecado


#MaríaVentosa #ElRinconDelPensamiento #FraseDelDía #Empatia


103 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo