EL RINCÓN DEL PENSAMIENTO

Bienvenidos a mi rincón del pensamiento. Un blog que busca atraparte con sus palabras. Cada pensamiento le ha dado sentido a mi vida. Me encanta tener la oportunidad de compartir mis pasiones y sentimientos con cada uno de ustedes. Sigue leyendo, ¡y disfruta!

Laptop On Tray

LA CRISIS FAMILIAR EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Actualizado: 15 jul 2021

Tal vez tengamos la idea de que el confinamiento es una horrible arma que separa familias e incluso destruye el amor dentro de casa, podemos ver cifras incrementando día a día con temas como divorcios, maltrato a la pareja o a los hijos, des unión, inconformidades etc….


Sin embargo, sin el papel de juzgar me preguntaría ¿a quiénes está afectando más esta situación de encierro?, ¿te has preguntado si tu matrimonio va bien o tu noviazgo es fuerte, o talvez el amor por tus hijos está bien dirigido? ¿acaso es un nuevo tema de la pandemia? Y me atrevería a decir NO, no es algo nuevo y sin embargo tampoco es de aplaudirse o de quedarnos tranquilos, sino de ocuparnos del tema. La cotidianidad es creo yo el peor enemigo de estos tiempos, no es el confinamiento, sino el estar acostumbrado a una rutina que más que beneficiarnos puede llegar a perjudicar a la sociedad ya que al hacer nuestras actividades día a día dejamos en segundo plano a quienes tenemos en casa todos los días acostumbrados a que cuando regresamos ahí estarán, pero ¿Cuántas veces alimentas esas relaciones?, como una planta el amor se riega y tendemos a dar por hecho de que como esta en casa es nuestro y no sólo nos corresponde sino que además siempre estará ahí y estamos muy equivocados, todas las relaciones se cultivan y se riegan, se alimentan y se mantienen, dudo mucho que de la noche a la mañana sólo por estar encerrados en casa por arte de magia tu esposo(a) ya no te viera como antes, tus hijos fueran rebeldes o tu novio(a) volteara a ver a otra persona.


Podría casi asegurar que todo ha sido una larga historia de malas decisiones en nuestra vida, incluso podría afirmar que fueron largas temporadas de conformidad que de pronto vienen a explotar en un momento de estrés y preocupaciones por el COVID-19 y sus consecuencias como la falta de empleo entre muchas otras… es entonces donde nos damos cuenta que no estábamos bien cimentados en nuestras relaciones incluso en nuestros valores, pero sobre todo si teníamos una rutina donde tu propia familia que ves a diario era un punto más de la lista a cumplir en el día, entonces te preguntaría ¿y en dónde dejaste a Dios?, acaso ¿te casaste por moda, o por no ser la o el que se quedará soltero(a)?, entonces ¿Dónde quedó el sagrado sacramento del matrimonio?, acaso ¿sabes por qué o para qué llevas un noviazgo, están de la mano de Dios? ¿O sólo es por no sentirte solo(a)?, duras preguntas que tenemos que hacernos para dejar de culpar al confinamiento de todas las decisiones que hemos tomado durante determinado tiempo que ha dejado a Dios fuera de nuestras vidas por lo que ahí mismo es donde el mal ataca en esta época de incertidumbre.

Tengo claro que las personas que tienen una relación con Dios donde él es primero y junto a su familia se encuentran con él, son los menos afectados en un tiempo de encierro, ya que existe la empatía entre unos y otros, existe el dialogo y la tolerancia porque hay verdadero amor pues Dios está presente, pero si además de sacar a Dios de nuestras vidas tomamos malas decisiones entonces las consecuencias son un matrimonio desmoronado, un noviazgo quebrado, unos hijos lastimados entre muchos otros temas que pueden estar sucediendo en cada casa.


Hoy es tiempo de reencontrarnos con Dios, hoy más que nunca necesitamos de él y él quiere que estemos de su mano así que, si Dios habita en nuestros corazones, en nuestras vidas, el perdón se da con transparencia y facilidad de lo contrario todo se vuelve más difícil y oscuro, no importa por lo que en este momento estés pasando, Dios siempre tiene las puertas abiertas para nosotros así que nunca es tarde de volver a él. No sabemos cuánto más tengamos que afrontar esta situación, pero tú si sabes cuánto más puedes ceder a un momento de crisis sola(o) o a un momento de tinieblas con la luz de Dios y salir de ahí en paz y armonía, así que es tu decisión deja de culpar a la situación y hazte responsable de tu acciones de la mano de Dios, vida solo hay una y puede ser muy larga, no importa que tan corta sea lo que importa es vivir en amor y disfrutarla al máximo porque un día como hoy llega el COVID.19 y ni adiós podrás decirle a tus seres amados, el único que estará ahí contigo será Dios.



Articulo publicado en la Revista Ven y Sígueme:

https://view.joomag.com/ven-y-s%C3%ADgueme-septiembre-2020/0586230001598929514?short&


#MaríaVentosa #ElRinconDelPensamiento #VenYSigueme #CrisisFamiliar #LaCrisisFamiliarEnTiemposDePandemia #Soltero #Matrimonio #Noviazgo


129 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo